Sanando el árbol

Sanar el árbol es no dejar heridas abiertas, y para ello es preciso ejercer el perdón, es agradecer, y amar con la comprensión.

Te sugiero que escribas en nombre de cada uno de ellos, de tus padres y abuelos, de tus bis abuelos y tios, haz esas cartas con amor, escribe comenzando: Yo (nombre de mama) me perdono por……, me agradezco por…. y asi continua con cada uno de los miembros de tu familia.

Sana sus memorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.