Sanando el árbol

Sanar el árbol es no dejar heridas abiertas, y para ello es preciso ejercer el perdón, es agradecer, y amar con la comprensión.

Te sugiero que escribas en nombre de cada uno de ellos, de tus padres y abuelos, de tus bis abuelos y tios, haz esas cartas con amor, escribe comenzando: Yo (nombre de mama) me perdono por……, me agradezco por…. y asi continua con cada uno de los miembros de tu familia.

Sana sus memorias.

Deja un comentario