Reflexiona.

Piensa, siente, reflexiona.

Considera tus pasos.

Guarda tu corazón de esos pensamientos que son como semillas del mal.

Respeta y ama a tu prójimo.

No hagas tantas promesas, y las que hagas, cumplelas.

Controla tus pensamientos, que sean benevolentes.

Sé feliz y haz feliz a quienes te rodean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s