Los 3 Paradigmas

Pronto!!! Totalmente online.. Vía Zoom

El martes 16 será el primero de tres martes, donde compartiré uno de mis temas preferidos.

La Dualidad

La No Dualidad

La Vida Cuántica

Qué saben los magos?

Qué saben los maestros taoistas?

Qué saben quienes logran todo lo que se proponen?

Compartiré todos los detalles que se puedan en estos tres talleres.

Suscribite y nos vemos el Martes.

No te rindas

Hasta aquí llegue!!!

¿Cuántas veces esta frase a salido de nuestra boca? o No doy más, este es mi límite!!!

Todo es válido cuando sentimos el extremo del desánimo por remar contra la corriente, de intentar y sentir que fracasamos, de esperar algo que nunca llega, de que algo que creíamos superado vuelve aparecer, etc.

Esa desazón nos mina las emociones y desilusiona. ¿Porqué? Por que vivimos esperando algo de este mundo de ilusiones, algo que esperamos venga de afuera, en cualquier área de la vida. Esperamos esa mano que se extienda y nos rescate.

Más tenemos también ese momento de lucidez y conciencia, dónde nos encontramos a nosotros mismos y, sabemos con toda certeza, que sí podemos ir más allá, que el límite puede correrse y que no fracasamos, aprendimos para no cometer nuevos errores.

Nadie nunca sabrá nuestro propio valor más que nosotros mismos y esa es nuestra fortaleza, porque nuestro valor no viene de una cotización de números, resultados excelentes o si me quieren más o menos, viene de mi propio ser y los dones que tengo, todos somos completos y perfectos, esa perfección es la medida justa para que en esta dualidad vivamos cada segundo lo pactado con nuestra alma para evolucionar y trascender.

No mires afuera, en ti están todas las respuestas. En ti está toda la fortaleza que necesitas. No te pierdas!!! No te rindas!!!

Edith Deletraz

Sanando el árbol

Sanar el árbol es no dejar heridas abiertas, y para ello es preciso ejercer el perdón, es agradecer, y amar con la comprensión.

Te sugiero que escribas en nombre de cada uno de ellos, de tus padres y abuelos, de tus bis abuelos y tios, haz esas cartas con amor, escribe comenzando: Yo (nombre de mama) me perdono por……, me agradezco por…. y asi continua con cada uno de los miembros de tu familia.

Sana sus memorias.

NeuroDescodificación

Lo que llamamos enfermedad se genera por emociones reprimidas que no hemos sabido resolver. Esas emociones pueden ser generadas en eventos que hemos vivido nosotros o pudieron ser transferidas del árbol, de nuestros padres, abuelos etc.

En NeuroDescodificación, justamente descodificamos esa emoción hallando la emoción primaria y oculta en nuestro inconsciente, (Por medio de distintos protocolos y herramientas, que nos guían al origen) una vez tomado conciencia del hecho y poniendo luz sobre la emoción transformándola por otra, modificando la creencia que con ella nos aprisionaba, logramos liberar los síntomas y la enfermedad.

Nota: Siempre es recomendable acudir al médico y si se está con tratamiento no abandonarlo.

Edith Deletraz

Vos Podes

¿Quién te dijo que no podías tal cosa? Seguramente te recuerde a tu padre o a tu madre diciendo cosas como: deja eso, lo vas a romper!!! No podes hacer eso!!! Deja que lo hago yo!!! Y cosas así. Estas son frases indirectas que afectan la autovalorización de un individuo, de niño no tenemos las herramientas como para defendernos ante un ataque a nuestra valía, sin embargo, hoy si somos capaces de hacerlo, podemos enfrentarlos a través de una visualización y decirle lo que hoy pensamos al respecto. Con amor y respeto, no hace falta decírselos en persona, pues solo hay que reconfigurar nuestra mente. Ellos hicieron lo mejor que pudieron, de eso no tengo la menor duda, y vos podes hacerlo mejor aun.

Vamos!!! Ahora somos adultos y responsables de cada creencia, pues ellas rigen nuestras vidas día a día.

Definitivamente VOS PODES hacer aquello que te propongas, le agregas ciertas características más como: conocimientos, practica, constancia, amor, fe y pasión.

NO BAJES LOS BRAZOS!!! Todos los días se puede abandonar, y hoy no es el adecuado.

SIGUE ADELANTE!!! Hay que aprender y lograr un ritmo diario hacia las metas.